Publicado en: 22/12/2010

G-20: Un oficial de la policía es acusado de Agresión Armada

TORONTO, ONT.- Un oficial de policía de Toronto, Babak Andalib-Goortani, está acusado de agresión armada respecto a polémica detención de un manifestante durante la cumbre del G-20.

Adam Nobody, de 27 años, se quejó a la Unidad de Investigaciones Especiales (UES) cuando fue tirado al suelo por un oficial antimotines cerca de la Asamblea Legislativa de Ontario. Durante el arresto le rompieron mandíbula.

La USE concluyo que obviamente el policía hizo uso de fuerza excesiva, al momento de la detención; pero le fue imposible identificar el agente involucrado en un vídeo publicado en YouTube.

El jefe de la Policía de Toronto, Bill Blair, había criticado fuertemente la USE y había alegado que el vídeo había sido manipulado. Pero el autor de la película hizo una declaración jurada en la que afirma que la secuencia puesta en línea no tiene montaje alguno.

La Unidad de Investigaciones Especiales abrió de nuevo la investigación. El periódico Toronto Star obtuvo un segundo video, que muestra como un policía golpea en dos o tres veces con una macana. El periódico también identifico algunos de los agentes implicados en la detención.

Aunque dos agentes de policía se negaron a reunirse con los investigadores, la policía de Toronto remitió el nombre de un agente que identificó Babak Andalib-Goortani como el policía que esta en el vídeo.

Babak Andalib-Goortani fue acusado el martes pasado de una agresión armada. Tendrá que presentarse en la corte de Toronto el 24 de enero próximo.

Reacciones

El ex alcalde de Toronto, John Sewell, piensa que la policía hizo todo lo posible para entorpecer la investigación. Según él, nada habría cambiado sin el alboroto que hizo el Toronto Star, que hizo el trabajo de investigación que la policía debería haber hecho. El Sr. Sewell cree que varios otros funcionarios deben responder ante la justicia.

La Asociación Canadiense de Libertades Civiles se siente alentado por el hecho de que finalmente hubo acusación criminal contra un oficial de policía.

“Nos alienta que la brutalidad policial, lo que es inaceptable ser tratado en serio”, dijo la Sra. Nathalie Desrosiers. Dijo esperar que puede haber otros cargos penales y las medidas disciplinarias adoptadas contra otros oficiales que estuvieron en el G-20.

Por su parte, la policía de Toronto, se negó a comentar ya que el caso está ante los tribunales.

{youtube}7R0Wzhy1o7I&feature=fvsr{/youtube}

Publicidad Pagada

anuncie