Publicado en: 09/10/2011

Filis ponderan futuro tras fracaso

los Cardenales de San LuisFILADELFIA, (AP).- Todos esos ases resultaron insuficientes en la lomita. Los Filis de Filadelfia supieron al final que el pitcheo solo no gana campeonatos.

También hacen falta bateadores que aparezcan en las difíciles. Esta temporada de todo o nada _que solamente sería reivindicada con el título de la Serie Mundial_ resultó ser un fiasco monumental.

Los Filis ni siquiera superaron la primera ronda de la postemporada de la Liga Nacional. Al perder 1-0 el viernes en un partido de vida o muerte contra los Cardenales de San Luis, los Filis partieron en unas vacaciones prematuras. Este octubre no habrá un desfile de campeonato en la calle Broad. Ni celebración en las calles.

Mucho menos, una ceremonia en el estadio. Filadelfia se dirige a la próxima campaña con la baja de su toletero Ryan Howard, que se lesionó al convertirse en el último out por segundo año consecutivo. Howard sufrió una ruptura del tendón de Aquiles y no se sabe si llegará a la pretemporada, dijo el equipo la noche del sábado.

Los Filis consiguieron su quinto título consecutivo de la División Este de la Nacional y en el trayecto ganaron 102 partidos, el mayor total de su historia. Nada de eso valió la pena ante los aguafiestas de los Cardenales, quienes ni siquiera habrían logrado el comodín si los Filis no hubieran barrido a los Bravos en el final de la campaña regular.

Albert Pujols y compañía derrotaron a tres de los abridores emblemáticos de Filadelfia: Roy Halladay, Cliff Lee y Roy Oswalt. Los Cardenales sólo no le pudieron tocar la pelota a Cole Hamels, el único as que tiene un anillo de campeón. Halladay tuvo una actuación sobresaliente en el quinto partido, pero su gran amigo Chris Carpenter estuvo mucho mejor.

Así, los Cardenales avanzaron y los Filis se quedaron sólo con la posibilidad de reflexionar para corregir las fallas. “Adónde quiera que vayas, no hay un equipo con la certeza de ganar nada”, lanzó Halladay. “Aquí tenemos un equipo increíble. Ganar la Serie Mundial siempre será la meta.

Cuando llegué aquí, no creí que fuera a ser fácil. Sabía que sería difícil”. Sin embargo, afirmó, “disfruté mucho el proceso de buscar la meta, de jugar esos partidos y de llegar a este punto de la temporada… Vamos a regresar y a insistir”. Desde que ganaron su segunda Serie Mundial en el 2008, los Filis sólo han retrocedido un paso cada temporada.

En la Serie Mundial del 2009 perdieron en seis partidos con los Yanquis de Nueva York, en 2010 cayeron en la serie de campeonato de la Nacional en seis partidos contra los Gigantes y ahora no pudieron pasar la serie divisional. Lograron el mejor registro en las mayores dos años seguidos, pero no pudieron conseguir los 11 triunfos más importantes cuando más los necesitaban.

“Tenemos mucho talento en nuestro equipo”, dijo el manager Charlie Manuel. “Ganamos el mayor número de partidos en la liga. Esto es sólo una muestra, sobre todo de lo que podemos hacer en el largo plazo”.

Publicidad Pagada

anuncie