Publicado en: 14/02/2012

Explosiones sacuden capital de Tailandia, Israel acusa a Irán

explosion-thailandia-despertar-dominicano-dd

Un miembro del escuadrón de explosivos de Tailandia revisa el sitio de una explosión en Bagkok

BANGKOK (AFP).- Un hombre al parecer de nacionalidad iraní resultó herido este martes en Bangkok en una serie de explosiones que Israel relacionó inmediatamente con los atentados de la víspera en India y Georgia, de los cuales acusa a Irán.

La policía tailandesa trataba de interceptar a tres hombres que huían tras una explosión en una casa de un barrio residencial de la capital.

Uno de ellos lanzó un artefacto contra un taxi, luego otro contra la policía, antes de que una explosión le arrancara las dos piernas.

Una tarjeta de identidad fue hallada sobre su cuerpo, lo que hace suponer que es iraní.

Las autoridades indicaron poco después que otro iraní fue detenido en el aeropuerto internacional de Bangkok, pero no pudieron afirmar si se trataba de uno de los dos hombres que se dieron a la fuga.

Un día después de los ataques contra el personal de las embajadas de Israel en India y en Georgia, el gobierno hebreo acusó de inmediato al régimen de Irán.

“La tentativa de ataque en Bangkok prueba una vez más que Irán y sus cómplices siguen actuando en el camino del terrorismo, y los últimos atentados son un ejemplo” de ello, afirmó el ministro israelí de Defensa Ehud Barak, según un comunicado de su oficina.

“Irán y el Hezbolá son una fuente inagotable de terrorismo y una amenaza para el equilibrio regional y mundial”, agregó el ministro, de visita en Singapur tras haber pasado unas horas en Bangkok el domingo.

La capital tailandesa se encuentra en alerta desde enero. Estados Unidos había advertido sobre un riesgo terrorista en las zonas turísticas, luego de la detención de una persona relacionada con el Hezbolá libanés.

Tailandia indicó que no hay ningún elemento que relacione ambos casos, pero reconoció haber trabajado recientemente con la hipótesis de un ataque.

“Hemos sido informados de la posibilidad de un atentado, pero no sabíamos dónde iba a producirse”, indicó Phrewphan Damapong, jefe de la policía tailandesa, y precisó que sus servicios contactaron con la “embajada de Irán para pedir información”.

Las autoridades desactivaron un cuarto artefacto en el interior de la casa. El herido, que fue llevado al hospital, llegó a Bangkok el 8 de febrero por avión desde Phuket. La policía buscaba determinar cuándo entró al territorio.

Gran Bretaña exhortó a sus connacionales a “permanecer vigilantes, seguir los consejos de las autoridades tailandesas y vigilar las informaciones locales”, indicó la embajada en su sitio internet.

Estos acontecimientos ocurren un día después de que la policía georgiana desactivara, el lunes, una bomba en un auto de un empleado de la embajada israelí en Tiflis. La explosión de un auto en Nueva Delhi hirió de gravedad a un diplomático israelí.

Para Israel todos estos hechos llevan la firma del enemigo iraní, pero India se mostró más prudente. El ministro indio del Interior P. Chidambaram mencionó a un autor “muy bien entrenado”, pero rechazó acusar a nadie.

“Debemos avanzar sobre la base de que fue un atentado”, agregó insistiendo en el hecho que no acusaría a “ningún grupo u organización”.

A la diplomática herida, de 42 años, esposa del agregado de Defensa en la embajada de Israel, le extirparon esquirlas metálicas de varios órganos vitales, declaró a la prensa Arun Bhanot, médico del hospital Primus de Nueva Delhi.

Será llevada a Israel cuando sea posible. Tres indios, entre ellos el chofer, resultaron heridos de menor gravedad.

Estos atentados coinciden con el aniversario del asesinato, atribuido a Israel, de un jefe militar del Hezbolá chiita libanés, Imad Mughnie, el 12 de febrero de 2008.

Publicidad Pagada

anuncie