Publicado en: 28/02/2013

Estudio: Quebec enfrenta problemas para retener a los inmigrantes

bandera-de-quebec-drapeauQuebec depende de la inmigración para asegurar su futuro, igual que el resto de Canadá, pero la Belle Province enfrenta fuertes problemas para integrar a los inmigrantes, quienes optan por mudarse a Ontario u otra provincia.

Así lo señala un reciente estudio realizado por Daniel Parent, del HEC Montréal, quien analizó las tendencias migratorias dentro del país en los últimos 30 años.

Para el investigador es fundamental que Quebec atienda esta situación, tomando en cuenta los desafíos demográficos y económicos, los mismos que todo Canadá, y cuya resolución depende de la capacidad de los inmigrantes de integrarse.

Quebec enfrenta más dificultades para retener a sus inmigrantes y para convencerlos a establecerse a largo plazo que Ontario”, señala Parent en un comunicado. “De igual forma, gran parte de los nuevos inmigrantes no hace sino transitar por Quebec, lo que pone en duda nuestra capacidad de integrarlos”.

Para el investigador del HEC Montréal la primera causa de esta realidad es económica.

Los inmigrantes arrancan un empleo con más dificultad en Quebec que en Ontario y eso que nuestros vecinos están más fuertemente afectados por la crisis económica”, señala Parent.

Esto se ha traducido en una tasa de desempleo entre los inmigrantes mucho más grande en Quebec que en resto del país a pesar de que los inmigrantes que llegan a la provincia tienen más experiencia académica que el ciudadano promedio.

Según Parent, cada vez que la tasa de desempleo sube un punto porcentual, Quebec pierde 238 residentes, de los cuales 102 son inmigrantes a pesar de que la proporción de su población es de diez veces más residentes originarios de Quebec en relación a los inmigrantes.

El investigador admite que la situación en la actualidad ha mejorado en relación con los inicios de los años 2000. Remarca que Quebec vivió dos olas de migración importantes, en las que perdió una considerable cantidad de residentes, entre 1981 y 1986 y luego entre 1996 y 2001.

Parent destaca que si bien no existen pruebas, es interesante remarcar que estos periodos fueron los que siguieron a los dos referendos sobre la independencia de Quebec.

Si bien las cifras han mejorado en los últimos años, el panorama general sigue siendo más difícil que el de Ontario, según el estudio.

El investigador destaca la importancia de que Canadá ofrezca un sistema de integración efectivo para los nuevos residentes, tomando en cuenta que entre 1981 y 2006 la población inmigrante ha crecido a un ritmo mucho mayor que los originarios del país.

En el caso de Quebec, el panorama debería ser mejor en cuanto a la integración, tomando en cuenta que el conocimiento del francés pasó de 65% en 1981 a 75% en 2006 y sigue aumentando, lo cual no debería ser motivo para no poder integrarse al mercado laboral.

“A la luz de estos resultados, parece esencial hacer todo por hacer de Quebec una real tierra de bienvenida donde los nuevos residentes contribuirán realmente al crecimiento económico de la provincia al permitirles integrarse rápidamente al mercado de trabajo”, concluyó Parent.

Publicidad Pagada

anuncie