Publicado en: 24/01/2019

¿Está el juego trancado?…

Vladimir Putin (Der.) y Donald Trump (Izq.)

“EE.UU. apoyó al autoproclamado presidente en ejercicio Juan Guaidó y Rusia al presidente electo Nicolás Maduro” 

Denominado por el oficialismo como un golpe de estado en Venezuela, Maduro es reconocido como el presidente legítimo de Venezuela por Cuba, México, Bolivia, Nicaragua y la Turquía, uniéndose a ese apoyo la China e Irán. Moscú evoca una usurpación del poder.

Rusia cuestionó el apoyo extranjero que ha recibido el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, autoproclamado mandatario interino del país, porque “una injerencia extranjera destructora (…) es inaceptable”.

Es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre”, dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

“Vemos en las acciones descaradas de Washington una nueva demostración de la ignorancia total de normas y principios del derecho internacional”, agrega la cartera.  

“Exhortamos a los políticos venezolanos razonables opuestos al gobierno legítimo de Maduro, a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez extranjera”, suma.

El Kremlin aseguró que Nicolás Maduro es el “presidente legítimo” de Venezuela, y denunció la “usurpación del poder” por parte de la oposición.

Según Moscú, la creación intencionada en Venezuela de una “dualidad de poder” “lleva directamente al caos, a la destrucción de la bases del Estado venezolano”.

Rusia ve “con enorme preocupación” las advertencias de los países que han expresado su rechazo a Maduro “en el sentido de que no se puede excluir una intervención militar desde el exterior”. “Semejantes aventuras que pueden tener consecuencia catastróficas”, advirtió.

Podrá Maduro esta vez sobrevivir a un nuevo intento?

Por Edgar Marcanno