Publicado en: 03/10/2011

En pocas horas Montecristi será destruida por un Tsunami, pronostico Leidi Ramos (Video)

Leídi Margare Ramos Vargas

Leídi Margare Ramos Vargas, alega haber tenido un encuentro con Dios.

MONTECRISTI, RD.- Habrá un temblor de tierra, los muros de la ciudad de Montecristi se romperán y quedará arrasada por un Gran Tsunami; pronosticó Leídi Margare Ramos Vargas, la mujer que estuvo dormida durante 48 horas alegadamente para tener un encuentro con Dios.

La revelación la hizo en medio de una multitud que se congregó para escuchar el mensaje, el cual anunció luego de haber despertado el día 24 de Octubre en el templo de la Iglesia asamblea de Dios donde permaneció en estado de extasis o dormida.

Refirió que Montecristi es un pueblo incrédulo y por eso les esperan muchas cosas.

El Señor les ha enviado un mensaje para que se arrepientan porque la decisión de destruir este pueblo ya fue tomada y es solo horas lo que falta para ocurrir, expresó en su testimonio Ramos Vargas.

A continuación el testimonio integral de la religiosa

Hace diez días que el Señor me había hecho la revelación de que yo iba a morir y que recobraría la vida al tercer día, para explicar al mundo un mensaje de salvación.

Eso se me repetía como para que recordara lo que Dios me había dicho a cada momento y ese día jueves 22 de septiembre salí del trabajo en el palacio de justicia porque a las 11:00 AM, yo iba a partir hacia el cielo, mucha gente no lo creían incluyendo el pastor, mi esposo y las personas que les dije lo que me iba a ocurrir, entonces fui al templo donde oramos y parti como me habían revelado hacia el cielo.

Sentí que estaba subiendo en medio de nubes negras y al llegar allá me esperaban unos ángeles en una puerta y me dijeron ven entra que el Señor te está esperando.

Señores y señoras yo tengo siete meses en esta iglesia y no estoy inventando cosas,  el Señor me ha escogido para que yo le traiga su mensaje.

En eso entré y el Señor cuyo rostro no lo muestra,  sentí que estaba triste porque su pueblo de Montecristi es incrédulo y no ha querido obedecer sus mandatos como se los plantea en sus mensajes la iglesia a la cual yo pertenezco. (Refiriéndose a la Asamblea de Dios).

Señores me dijo vamos quiero mostrarse algo antes del mensaje que quiero enviar a Montecristi y al Mundo y entramos por una puerta donde todo era oscuro y pude ver mucha gente como en especie de cárcel móviles con rejas de hierro donde pedían auxilio, que les sacaran de allí, yo le clame Señor ten piedad de ellos y él me contestó yo no puedo hacer nada, su destino está escrito, tu pueblo es de gente incrédula y tiene que arrepentirse, para que no les ocurra igual que los que estás viendo.

Luego pasamos a otra puerta y allí habían personas igual encerradas como en una especie de hornos para Pan que gritaban sáquenme de aquí y yo le decía sacalo padre ten piedad y él me contestaba no puedo hacer nada y el diablo estaba ahí y me decía vete de aquí despierta intrusa y Dios le decía ella se queda porque vino a ver para llevar un mensaje a la tierra.

El fuego era tan devorador que yo sentía que también me estabas consumiendo con ellos y por eso clamaba sácame de aquí no resisto mas Señor.

Todos gritaban padre sácame una y otra vez y el diablo insistía en eso el señor me dijo repréndelo en el nombre del Señor y se volvió como harina.

El Señor me dijo que no quiere que la gente se pierda me mostró un gran libro con muchos nombre y el final nos se veía, por eso estoy esperando que vengan a inscribirse en el libro de la vida.

El Señor me llevó a un mar de aguas limpia y azules me bañaron y me dijo ya estas limpia lista para llevar el mensaje a Montecristi de que he decidido acabar con la ciudad, habrá un gran temblor de tierra, los muros se romperán el mar arrasara con todo, entonces yo construiré una ciudad cristiana, limpia y con fe.

La ira de Dios ya cayó sobre el mundo arrepiéntanse señores, dijo al final de su discurso.

Un hombre de nombre Ignacio de la Cruz Santos, cayó de rodillas donde permaneció por casi media hora, lanzó una cajetilla de cigarrillos y fósforos y pidió a Ramos Vargas orar por él en ese momento.

La feligresía le alababa mientras parte de la población de más de 4, mil personas comenzaban su retirada del lugar que fue habilitado para emitir el mensaje.

Publicidad Pagada

anuncie