Publicado en: 15/04/2011

En Moca entierran los delincuentes como héroes

MOCA, RD.- Es lamentable y preocupante el grado que está alcanzando la descomposición social, matizada por el adulamiento a los falsos valores, lo que  pasa desapercibido sin que los  sectores sensatos se detengan a echarle una  miradita a esta situación.

 

Fue penoso observar como el cadáver de Luis Ramón Castro Jiménez, conocido en el bajo mundo con el sobrenombre de El Gallito, quien cayó muerto en un cuestionado intercambios de disparos con miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) de Moca.

 

Como un patriota o un héroe al que la  multitud que lo acompañó hasta  su ultima  morada lo llevaba como si hubiese sido un gran hombre al servicio de la  sociedad, y no un delincuente que lo menos  tenia  siete  fichas por haber sido sometido en igual numero de ocasiones por  violar la  ley 50-88 sobre trafico y consumo de drogas.

 

Sin embargo, tampoco  justificamos la  forma como fue asesinado por  un miembro de la DNCD, según  señalaron ciertos testigo que no hubo tal intercambio y también porque la vida de  una  persona sin importar  su rol en el seno de la sociedad es sagrada.

 

Empero, deja  mucho que pensar que el trayecto este consumado delincuente, que  no tenia  dos  meses que había salido de la cárcel por pulgar cuatro años de cárcel por violar la ley 50-88,  fueron vistos importantes dirigentes de juntas de vecinos y de otras entidades como la Comisión de los Derechos Humanos, FENAMUTRA y el Bloque de Organizaciones Populares.

Publicidad Pagada

anuncie