Publicado en: 12/09/2011

Emmerich abandona los desastres para cuestionar a Shakespeare en “Anonymous”

Alexander Skarsgard

Alexander Skarsgard

TORONTO, Ont. (EFE).- “Anonymous”, el filme del alemán Roland Emmerich que revive el debate sobre la autoría real de las obras atribuidas a William Shakespeare, y la última película del español Nacho Vigalondo, “Extraterrestre”, marcaron ayer la cuarta jornada del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).

En “Anonymous”, Emmerich explora la polémica sobre si William Shakespeare fue realmente el autor de las obras que están firmadas con su nombre.

Algunos consideran que en realidad las obras de Shakespeare salieron de las plumas de Francis Bacon y Christopher Marlowe mientras que otros se las atribuyen a Edward de Vere.

El alemán Emmerich no es ajeno a la polémica. Dos de sus últimas tres películas “The Day After Tomorrow” (2004) y “2012” (2009) han sido criticadas por la tendencia del director al alarmismo y la exageración. Y junto con “Independence Day” (1996) por su afición a destruir ciudades estadounidenses.

Pero en “Anonymous”, Emmerich destruye poco y se entretiene más en la intrahistoria de la rebelión de Essex, capitaneada por Robert Devereaux, el conde de Oxford, durante el reinado de Isabel I.

La película está interpretada en sus principales papeles por Rhys Ifans (el conde de Oxford) así como Vanessa Redgrave y su hija, Joely Richardson que interpretan ambas a Isabel I en distintos momentos de su vida.

Por la parte española, el director Nacho Vigalondo realizó el estreno mundial de su segundo largometraje, “Extraterrestre”, una comedia romántica enmarcada en un ambiente de ciencia ficción y protagonizada en sus principales papeles por Julián Villagrán, Michelle Jenner, Raul Cimas y Carlos Areces.

Poco antes de presentar el filme, Vigalondo declaró a Efe su satisfacción por estrenar la película en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

“A un nivel muy personal es un lujo porque nunca había estado en este festival. Es como poner un cromo nuevo en tu álbum de sitios donde has estado y querías estar. Es enfrentarme a una audiencia nueva y a unas expectativas nuevas. Tengo la sensación de que es como volver a debutar en cierta manera”, afirmó Vigalondo.

TIFF también programó ayer el estreno en el festival de la última película del español Pedro Almodóvar, “La piel en la que vivo”, en la que el director manchego recupera al actor Antonio Banderas tras más de dos décadas desde su última colaboración en pantalla.

Hoy también se concentraron un buen número de estrenos de películas latinoamericanas.

El director Matias Meyer presentó la cinta mexicana “Los últimos cristeros”, un drama histórico que narra los últimos días de una pequeña banda de cristeros, “soldados de Cristo”, que deciden continuar su lucha contra el Estado mexicano en defensa de sus creencias religiosas.

El filme, que está protagonizado por Alejandro Limón, Antonio García y Jesús Moisés Rodríguez, y ambientado en la década de 1930, es el tercer largometraje de Meyer.

Otra película mexicana que se estrena este domingo en TIFF es “Miss Bala” de Gerardo Naranjo, y en la que se mezclan el mundo de las competiciones de belleza y la guerra entre organizaciones criminales en el México moderno.

De Suramérica, TIFF programó ayer “Las piedras”, del director argentino Román Cárdenas. El largometraje, protagonizado por Román Cárdenas, Mariana Padial y Nicolás Bellati, es parte del ciclo “City to City” que este año TIFF ha dedicado a la capital argentina, Buenos Aires.

Finalmente, también ayer se estrenó la brasileña “O abismo prateado”, de Karim Aïnouz, un drama romántico situado en la noche de la ciudad de Río de Janeiro.

Y por supuesto, el festival realizó su particular homenaje al aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

TIFF marcó el décimo aniversario con la proyección, antes de cada película programada para ayer, de un corto especialmente preparado por los organizadores de la muestra canadiense.

Los ataques que demolieron las Torres Gemelas de Nueva York y causaron graves daños en el Pentágono de Washington han pasado a formar parte de la historia de TIFF.

Hace 10 años, cuando el primer avión se estrelló contra el primer edificio del World Trade Center, el festival se paralizó y centenares de empleados de productoras, distribuidoras, empresas de relaciones públicas así como los propios actores y directores estadounidenses se apresuraron a regresar a su país.

Los organizadores de TIFF sopesaron la suspensión del festival pero finalmente se decidieron por cancelar las proyecciones del día y continuar la muestra los restantes días.

El cortometraje producido por TIFF recoge precisamente los recuerdos que de ese día tienen una multitud de personas relacionadas con el mundo del cine.

Publicidad Pagada

anuncie