Publicado en: 12/12/2011

El presidente peruano Ollanta Humala renueva la mitad de su gabinete

Ollanta-Humala

El presidente de Peru Ollanta Humala.

LIMA (Reuters) – El presidente peruano, Ollanta Humala, renovó el domingo a más de la mitad de su gabinete, a unos cuatro meses de asumir el poder y en medio de fuertes protestas, lo que llevaría a una línea más dura en el Gobierno pero mantendría en pie las políticas económicas.

El teniente coronel retirado Oscar Valdés -quien fungía como ministro del Interior y fue instructor de Humala- estará al mando del Consejo de Ministros en reemplazo de Salomón Lerner, quien había dado un tono moderado al Ejecutivo y logrado el engranaje con los empresarios.

El nuevo ministro del Interior será Daniel Lozada.

Pero la cartera clave de Economía en uno de los países que más crece en el mundo seguirá siendo liderada por el ortodoxo Luis Castilla, a cargo de la caja fiscal para poner en marcha programas sociales en medio de las turbulencias financieras globales.

El remezón busca una mayor cohesión entre los ministros, que en las últimas semanas evidenciaron diferencias sobre asuntos importantes, como la manera de afrontar los crecientes conflictos en la nación rica en recursos naturales.

“De alguna manera ha habido algunos errores, falta de coordinación y de no tener un mensaje coherente. Esto se va a corregir, el gabinete tiene que ser un equipo muy afiatado y esa es una labor que tengo por delante”, dijo Valdés al programa de televisión Cuarto Poder.

Los cambios vienen también después de fuertes protestas en contra de un proyecto de oro y cobre de 4.800 millones de dólares de la estadounidense Newmont en el norte peruano, donde el Gobierno decretó el estado de emergencia.

El persistente rechazo derivó en un cambio de timón en la vital cartera de Energía y Minas, que será comandada ahora por el técnico Jorge Merino ante la salida del ingeniero Carlos Herrera.

Merino, quien trabajó durante años en la promoción de las inversiones mineras privadas, tendrá la tarea de aminorar las protestas en el sector que concentra cerca de 45.000 millones de dólares en inversiones para la próxima década.

Los pobladores rurales usualmente salen a las calles en medio de temores a que contaminen el medio ambiente o afecten los ya reducidos recursos hídricos en sus zonas.

Perú es el segundo productor mundial de cobre y plata, así como el sexto proveedor de oro del planeta.

Humala asumió el poder en julio con la promesa de aplacar los más de 200 conflictos que azotan al país y distribuir los beneficios del auge económico entre el tercio de peruanos que aún vive en la pobreza.

ASEGURA CONTINUIDAD

La designación de Valdés fue tomada por algunos analistas y congresistas como una “militarización” del Gobierno. Otros consideraron que se ha marginado al ala de izquierda que había acompañado a Humala.

Sin embargo, el primer ministro descartó una militarización y afirmó que priorizarán el diálogo y buscar consensos.

También aseguró que el Gobierno seguirá ejecutando la hoja de ruta con políticas moderadas que ayudaron a Humala a desmarcarse del discurso de izquierda radical que asustaba a los mercados.

“La continuidad está garantizada (…) vamos a hacer un gabinete que va a trabajar más y va a hablar menos”, dijo Valdés.

Los empresarios expresaron tranquilidad debido a que las líneas económicas quedarían intactas.

“Habrá algunas preguntas acerca de la posibilidad de que los conflictos sociales se agudicen con una respuesta muy militar, pero el hecho de que el equipo económico no cambie debe calmar al mercado”, dijo el analista Pedro Tuesta de 4CAST en Washington.

Sin embargo, funcionarios regionales auguraron mayores roces con el Ejecutivo.

“No tenemos ninguna esperanza con este señor (Valdés) (…) él no tiene actitudes dialogantes para los momentos en que el Gobierno del señor Humala tenga conflictos sociales”, dijo al diario El Comercio el presidente de la región Cajamarca afectada por protestas, Gregorio Santos.

Por su parte, el ex presidente Alejandro Toledo, quien había apoyado a Humala de cara al balotaje, dijo que su partido -Perú Posible- se distanciará del Gobierno, aunque sus congresistas continuarían apoyando al oficialismo en el Parlamento.

“Hemos tomado la decisión de que nuestra agrupación no participará en ningún puesto en el Ejecutivo (…) sin embargo continuaremos apoyando en el Congreso a la gobernabilidad en aquellos temas que los congresistas consideren que son pertinentes para fortalecer la democracia”, dijo.

Toledo había apoyado al primer gabinete de Humala con los ministros de Defensa, Daniel Mora, y de Trabajo, Rudecindo Vega. Estos serán reemplazados por Luis Alberto Otárola y José Villena, respectivamente.

Publicidad Pagada

anuncie