Publicado en: 15/07/2015

El grito: “Aguanten el cheque”

Orlando Gil

Orlando Gil

¡AGUANTEN! .- No tengo dudas de que el lunes en la mañana, ya en horas de oficina, más de uno voceó: “Aguanten el cheque”, después de ver los números publicados ese día. En particular los de la Gallup, una firma que se impuso como referente obligado, pero hace y deshace a su antojo con suma facilidad. Las encuestas, como los drones, miden el daño colateral, pero no lo evitan ni lo controlan. Ante estos resultados, que fueron tres, pero que pudieron ser cuatro, se hace difícil invertir en la Oposición. Sea en Luis Abinader y el PRM o Guillermo Moreno y la Alianza País. El 17,4% del primero o el 3,6% del segundo no dan para ir a pizzería, y mucho menos para  compra de supermercado. No lo dicen, no lo dirán, pero se hace más que evidente la dificultad. La Gallup no les dejó caer limones para que hicieran una limonada y se refrescaran, ahora que las temperaturas están altas, sino clavos para que se crucificaran, en momentos en que los dos -Abinader y Moreno- presumían en la calle de crecimiento. La percepción es otra: A uno le falta pimienta y al otro canela…

EL ESCENARIO.– La caída de Guillermo Moreno no sorprende a nadie, pues la marca anterior no la consiguió en Panamericanos, sino en competencias de pueblo, que ni siquiera se registran en los anales deportivos. El 23% lo logró en un escenario hoy imposible: contra Leonel Fernández, Hipólito Mejía  y Miguel Vargas. Navegó con remos ajenos, y aunque su embarcación sigue siendo pequeña, ahora tiene que impulsarse con sus propias manos. Los naufragios de río frustran más que los de mar, pues se tiene la orilla al alcance de la vista. La lentitud de la Junta Central Electoral en reconocer Alianza País, que se creyó era para frenar el avance de Moreno, ya no es problema. Ese argumento es una bandera que se deshilacha sola, en el aire, como la tricolor que ondea en la Plaza Independencia y que las fuerzas del viento hace tiras. Moreno tiene que verse en su espejo roto, y averiguar por qué, a pesar de encontrarse en el camino, no aumenta la velocidad ni gana kilómetros. No puede ser opción real, verdadera, sin el favor de la gente…

LOS ELEMENTOS.- La situación de Luis Abinader sí sorprende, pues se suponía que ganar las internas del PRM, la  proclamación de su candidatura y el apoyo manifiesto de Hipólito Mejía y de La Convergencia, eran elementos más que suficientes para una carta de triunfo. Pero todavía más. El retiro de la candidatura de Miguel Vargas, y el acuerdo del PRD con el PLD, lo convertían en el líder indiscutible de la oposición. Un solo trono, un solo rey. Guillermo Moreno no lo afecta electoralmente, como se había calculado. Su déficit no es 3,6%, y ese 3,6% no se resta a sus fuerzas. Ese porcentaje es de gestión propia, suyo, y expresión mansa de una izquierda que asoma cabeza cuando no quedan sombreros. Incluso, Moreno no participa de ese juego torpe de atribuir a sus seguidores antigua militancia, aunque sí debe saber que no  existe virginidad política en estos tiempos…

LA REACCIÓN.- Los números de Gallup parece que afectaron el juicio político de Abinader y de sus estrategas, y la reacción podría resultar peor que el golpe. En vez de atrincherarse en sus mediciones, que las tienen, se acogieron a refugio ajeno. Reniegan del 17,4% de la Gallup, pero se complacen en el 37,3% de Newlink, sin que se sepa que pata puso ese huevo. Pero, además, confirmando la mucha distancia que lo separa del candidato oficial. El riesgo es evidente, puesto que a menos que Newlink responda a sus intereses, o se cuente entre sus clientes, la actual acreditación podría volverse en contra. Toda defensa es posible, y hasta necesaria, pero nunca con boomerang. En todo caso, preocupa que no se indaguen razones, pues no solo la Gallup. El gobierno ofreció sus porcentajes, y los dio por partida doble, y antes que la Gallup. Podría decirse que se la jugó, y no, solo volteó sus cartas, y eso solo se hace si tiene confianza en sus números. La honestidad política a veces paga…

Por Orlando Gil
Listin Diario

Publicidad Pagada

anuncie