Publicado en: 13/04/2011

El estado de la Florida prepara ley “anti-iimigrantes”

EE.UU.(Mundo).- Los inmigrantes no tienen un futuro muy brillante en el estado de Florida si los republicanos, que controlan totalmente las dos cámaras legislativas del estado, aprueban una ley parecida – o peor – que la aprobada el año pasado en Arizona.

La semana pasada la joven senadora estatal, Anitere Flores (que fue electa en noviembre tras una discreta carrera en la Cámara de Representantes estatal) propuso básicamente lo mismo, que los policías se transformen en oficiales de inmigración y puedan proceder al arresto e ulterior deportación, de cuanto hispano cometan un crimen en Florida.

En Arizona, la ley fue suspendida por un juez federal y desde entonces todos los intentos para hacer aprobar iniciativas semejantes han fracasado en cerca de 22 estados. En Florida, fue un caballo de batalla en las elecciones pasadas. Un preeminente político fracasó en las urnas precisamente porque propuso lo mismo y, desde entonces, los observadores pensaron que no se iba a hablar de nuevo del asunto.
Hispanos son la mayoría

Principalmente, teniendo en cuenta que las cifras del censo del 2010 son arrolladoras. La población hispana en Florida aumentó 57.4% en los últimos 10 años. Hoy en día el 62.5% de los residentes del estado son hispanos o de origen hispano y 1.5 millones viven en el área metropolitana de Miami.

Desde que se supo del intento, la senadora republicana no aparece por ninguna parte. Una secretaria dijo al diario Miami Herald el fin de semana que Flores “nunca he estado a favor de una ley tipo Arizona”, y que su proyecto limita la acción policial “sólo a aquellos que han sido condenados por un delito”.

El problema es que Florida es un estado que tiene una fuerte dependencia económica del turismo, sea por las compras que aquí se hacen, los gastos en los hoteles y restaurantes como también las exportaciones y las inversiones latinoamericanas.

En estos momentos, los especialistas consideran que las posibilidades de que una ley así sea aprobada en Florida se han incrementado notablemente. Entre otras razones porque proyectos similares están ganando terreno en otros estados como Oklahoma, Alabama y Carolina del Sur.

“Es probable que aprueben una ley muy dañina para Florida”, comentó Subhash Kateel, de la Coalición Inmigrante de Florida, un grupo que defiende a los inmigrantes. “Ya se trate de una versión ‘light’, ‘normal’ o ‘dura’ de la ley de Arizona, va a perjudicar a todos los residentes del estado”, agregó.

De momento, el Comité Judicial del Senado de Florida aprobó una versión ‘light’, pero en la Cámara de Representantes se está debatiendo una versión más dura
El gobernador de acuerdo

Lo peor, es que el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, no oculta su beneplácito hacia una ley como la que aprobaron en Arizona, que ordena a la policía estatal pedir los documentos migratorios siempre que exista “una sospecha razonable” de que una persona pueda estar ilegalmente en el país.

Según informes de prensa, ciudades de Estados Unidos y varios países declararon boicots a Arizona, además de exhibir a ese estado en todo el mundo como símbolo de intolerancia racial, por lo cual Arizona perdió 141 millones de dólares en eventos cancelados e ingresos turísticos en los cuatro primeros meses del año pasado.

Publicidad Pagada

anuncie