Publicado en: 22/06/2011

El artista y disidente chino Ai Weiwei, en libertad bajo fianza

El artista chino Ai Weiwei en frente de una obra suya titulada

El artista chino Ai Weiwei en frente de una obra suya titulada

PEKÍN, (EFE).- El artista y disidente chino Ai Weiwei fue liberado hoy bajo fianza debido a su “buena actitud y tras confesar sus delitos”, después de que el 3 de abril fuera detenido sin mediar una orden oficial, informaron hoy la policía local y los familiares del creador.

“Ha regresado a su casa”, señaló a Efe en conversación telefónica una emocionada Gao Ge, la hermanastra mayor del artista, tras contactar por primera vez con él en casi tres meses, y desde las 23:30 hora local se encuentra en su estudio-vivienda del distrito artístico pequinés de Caochangdi 258.

“Me acaba de enviar un mensaje de texto a las once de la noche, me ha contestado: ¡He salido!”, confirmó en su cuenta de la red social Twitter Liu Xiaoyuan, abogado y amigo del artista, una hora después del anuncio de su liberación.

El teléfono móvil del artista se reactivó una hora después del anuncio de su liberación y hasta ahora ha estado comunicando, según ha podido comprobar Efe.

El escueto mensaje policial difundido por la agencia Xinhua aseguró que otro de los motivos para liberar al diseñador del estadio olímpico fue “la enfermedad crónica que sufre”, sin mencionar la diabetes y la alta tensión que padece el artista de 53 años.

La nota policial añade que Ai “devolverá todos los impuestos” que supuestamente ha evadido.

La detención del diseñador desató las condenas de gobiernos como el de EEUU, la Unión Europea (UE), Francia, Alemania, Taiwán, Australia o Japón, de organizaciones de derechos humanos y del sector artístico y museístico mundial, ya que se produjo en medio de una de las campañas más represivas del régimen chino en décadas.

Aunque Pekín aseguró que Ai estaba siendo investigado por un supuesto delito económico, tanto la familia como los Estados e instituciones que han pedido su liberación consideran que la detención del artista se debió a su abierta oposición al régimen chino y a su defensa de los derechos humanos.

En los últimos meses, hasta 200 disidentes, intelectuales, abogados y artistas fueron acosados, hostigados, interrogados o detenidos, entre ellos Liu Xia, esposa del Premio Nobel de la Paz 2010, Liu Xiaobo, incomunicada desde octubre, o la del premio Sajarov Hu Jia, Zeng Jinyan, acosada en vísperas de su liberación, el próximo domingo.

A pesar de este contexto, el comunicado policial aseveró que Ai “ha confesado sus delitos” y “ha reiterado que está dispuesto a pagar los impuestos que evadió”, y de los que no se tiene una cifra oficial hasta ahora.

Según el comunicado policial, la empresa propiedad de Ai supuestamente investigada, llamada The Beijing Fake Cultural Development, “habría evadido una gran cantidad de impuestos y destruyó de forma intencionada los documentos contables”.

Las dudas sobre la supuesta investigación por delito económico se dispararon al informar la ex esposa del artista Lu Qing de que la empresa está a su nombre, mientras que el abogado Liu informó hoy de que “en el caso de que existiera evasión de impuestos, si estos son pagados, no habría responsabilidad penal”.

En redes sociales como Twitter o Facebook, censuradas en China y sólo accesibles mediante redes privadas virtuales (VPN), los amigos y conocidos de Ai están celebrando y transmitiendo datos de su liberación.

Una de las múltiples plataformas de internet que apoyan al artista y que han informado de los detalles de su detención, llamada “Ai Weiwei Never Sorry”, manifestó que, aunque se trata de una buena noticia, hay que saber qué ha sucedido con los colaboradores del artista que también fueron detenidos.

En efecto, la nota oficial no informó de la situación ni el paradero de la contable del artista, Hu Mingfen, su chófer y primo, Zhang Jinsong, uno de los diseñadores de su estudio, Liu Zhenggang, y su amigo, el periodista Wen Tao.

Publicidad Pagada

anuncie