Publicado en: 25/10/2011

El abogado de Diallo alega que Strauss-Kahn no goza de inmunidad en la demanda civil

Nafisatou-Diallo

En la imagen, Nafisatou Diallo, la inmigrante guineana que acusa al político francés Dominique Straus-Kahn de agresión sexual e intento de violación.

NUEVA YORK, (EFE).- La defensa de la mujer que denunció al exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn por asalto sexual señaló hoy que no puede alegar inmunidad diplomática para que se desestime la demanda civil en su contra en Nueva York porque ese privilegio no le protegía de un proceso no criminal.

En un documento enviado a los abogados del político francés, al que tuvo acceso Efe, los letrados de la mujer, Nafisatou Diallo, aseguran que Strauss-Kahn no disfrutaba de inmunidad diplomática total porque ese estatus nunca fue ratificado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que dirigía cuando fue detenido en mayo pasado.

“Por mucho que quiera ocultar la verdad no puede utilizar esta moción sin fundamento para hacerlo”, indica el escrito, que responde a una petición el pasado 26 de septiembre de los abogados de DSK, como es conocido por la prensa el exdirector del FMI, para que el juez desestime la demanda civil contra su cliente.

Un portavoz del despacho de abogados de Kenneth Thompson, que lidera la defensa de Diallo, precisó hoy a Efe que el escrito será interpuesto el próximo 9 de noviembre ante la Corte Suprema del Bronx (Nueva York) si ambas partes no llegan antes a un acuerdo fuera de los tribunales.

DSK, de 62 años, nunca alegó gozar de inmunidad diplomática durante su proceso criminal porque sabía que “hubiera resultado invariablemente en un fracaso”, añade en ese escrito el equipo de abogados de la mujer guineana que presentó también una demanda civil contra Strauss-Kahn el pasado 8 de agosto.

Los letrados de la acusación también remitieron a la defensa del político francés otro documento en el que rechazaron suprimir del sumario las alegaciones de que el exdirector gerente del FMI abusó sexualmente de otras mujeres porque se trata de pruebas que, a su juicio, “probablemente sean admitidas para el juicio” civil.

El pasado 26 de septiembre, los abogados de DSK pidieron al juez Douglas McKeon que desestimara la demanda civil presentada contra su cliente por Diallo, quien lo acusó de haberla agredido sexualmente en un hotel de Manhattan el pasado 14 de mayo, demanda que costó la carrera del político francés al frente del FMI.

Un mes después de que el caso criminal fuera desestimado por el juez a finales de agosto, tras amontonarse las pruebas que ponían en duda la credibilidad de la demandante, la defensa de DSK alegó que el economista tenía inmunidad diplomática para causas civiles cuando fue interpuesta esa acción judicial.

Los abogados del político francés defendieron entonces que su cliente disfrutaba de ese privilegio “no sólo cuando era director gerente del FMI, sino también durante el período de tiempo en el que fue destituido de ese cargo y se le obligó a permanecer en Estados Unidos”.

Los letrados de Diallo presentaron la demanda civil en un momento en que la causa penal contra Strauss-Kahn perdía fuerza y en la que reiteraron que DSK asaltó sexualmente a su representada de forma “sádica, intencionada, brutal y violenta” y que la “humilló, degradó, violó y le robó su dignidad como mujer”.

Diallo quiere que se celebre un juicio en el que un jurado determine las compensaciones económicas que la mujer merece recibir por todo lo que dice haber pasado de acuerdo al sistema legal de EE.UU., en el que la persona que pierde una acción civil debe correr con todos los costes derivados del proceso.

Publicidad Pagada

anuncie