Publicado en: 19/08/2011

EEUU mantiene a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo

Departamento de estado EE.UU.WASHINGTON (AFP) – Estados Unidos mantuvo a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo al constatar que la isla no ha cortado sus nexos con organizaciones como ETA y las FARC, según un informe anual divulgado este jueves por el Departamento de Estado.

“El gobierno de Cuba fue designado como Estado patrocinador del terrorismo en 1982 y aunque mantuvo una postura pública contra el terrorismo y su financiación en 2010, no hubo evidencia de que haya cortado sus lazos” con grupos considerados terroristas por Washington, señaló el informe.

Los estados considerados patrocinadores de terrorismo no pueden recibir ayuda económica de Estados Unidos ni gozar de beneficios comerciales ni tratados financieros, entre otras prohibiciones.

El informe, que evalúa la cooperación contra el terrorismo en el mundo durante 2010, detectó avances en países latinoamericanos de la región como Argentina, Colombia y México, pero también criticó a Bolivia y Venezuela, por su escasa colaboración, señaló el Departamento.

La Habana no ha cortado sus nexos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y según recientes informes de prensa exmiembros de la organización separatista armada vasca ETA “continúan residiendo en Cuba”, indicó el reporte.

Cuba “no colaboró con iniciativas antiterroristas ni participó en operaciones globales o regionales contra el terrorismo”, señaló el texto, un informe que anualmente envía el Departamento al Congreso estadounidense.

La lista negra la integran, además de Cuba, Siria, Sudán e Irán, este último “el más activo patrocinador del terrorismo”, según el informe.

El gobierno cubano, que carece de relaciones formales con Washington desde hace medio siglo, rechaza estos informes cada vez que son divulgados.

América Latina es un continente en el que “la amenaza de un ataque terrorista transnacional permaneció baja” y en general sus gobiernos “tomaron modestos pasos para mejorar sus capacidades antiterroristas”, dijo Washington.

No obstante, obstáculos como corrupción, débiles instituciones de gobierno, escasos recursos o ausencia de legislaciones antiterroristas “limitaron los progresos en muchos países”.

“Por quinto año consecutivo el Departamento de Estado determinó que Venezuela no está cooperando totalmente con los esfuerzos antiterroristas estadounidenses”, indicó el informe.

El gobierno de Hugo Chávez no ha tomado acciones contra funcionarios y militares que tienen nexos con las FARC o el ELN, otra guerrilla colombiana.

En cambio, en noviembre pasado Chávez ascendió al máximo rango militar a Henry Rangel Silva, quien en 2008 había sido acusado por Estados Unidos de colaborar materialmente con las FARC.

Washington criticó la cercanía de Chávez con Irán y se mostró “preocupado” por las actividades de recaudación de fondos del movimiento libanés Hezbolá en Venezuela.

Bolivia cooperó “sólo mínimamente con Estados Unidos” y no compartió información en materia antiterrorista, lamentó el informe.

Por el Contrario, el gobierno mexicano de Felipe Calderón “sigue vigilante” contra amenazas terroristas y continúa sus esfuerzos contra los cárteles de la droga, de los que Washington no tiene evidencia que tengan lazos con grupos terroristas.

Colombia ha mantenido su campaña contra las FARC y otros grupos ilegales, que se han visto debilitados, a la vez que “ha expandido su rol como un líder regional contra el terrorismo”, afirmó Estados Unidos.

El informe indicó que 75% de los 11.500 ataques terroristas registrados en 2010 ocurrieron en Medio Oriente y el sur de Asia. El número de víctimas mortales disminuyó 5%, a 13.200.

Publicidad Pagada

anuncie