Publicado en: 09/06/2011

Dos muerto en fusilada policial, uno de una bala perdida

Fussilade a montreal dux mortMONTREAL, Qc. Se llamaba Patrick Limoges, tenía 36 años y simplemente pasaba por allí en su bicicleta, de camino a su trabajo en el hospital St. Luc de Montreal. Una bala disparada por la Policía cuando los agentes perseguían a otro hombre le dejó gravemente herido y, finalmente, le causó la muerte.

La persona a la que iban dirigidos los disparos, Mario Hamel, un ‘sin techo’ de 40 años, también fue alcanzada, y también murió. Este miércoles, los compañeros de Limoges en el centro sanitario le recordaron con cinco minutos de silencio.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del martes, cerca del cruce entre las calles St. Denis y Ste. Catherine, en el centro de la ciudad de Montreal.

El incidente comenzó cuando, sobre las siete menos veinte de la mañana, un policía se acercó a un hombre, Mario Hamel, que, presuntamente, estaba alterando el orden público volcando cubos de basura.

Según la Policía, Hamel estaba armado con un cuchillo. Comenzó entonces una persecución a pie, y aproximadamente a una cuadra del encuentro inicial, el agente disparó. Hamel murió y Limoges quedó críticamente herido, falleciendo también poco después.

Los hechos, como siempre que ocurre un tiroteo en el que se ven envueltos agentes de policía, darán lugar a una investigación.

Después de conocerse el incidente una petición a una protesta fue formada en facebook y ayer miércoles se concretizo la manifestación pacifica contra la brutalidad policial, atrayendo una fuerte participación.

Publicidad Pagada

anuncie