Publicado en: 10/06/2011

Dominicanas y ecuatorianas lideran suicidios de adolescentes en NY

suicidioNUEVA YORK.- Las adolescentes dominicanas y ecuatorianas residentes en Nueva York, lideran los más altos índices de suicidios entre las jóvenes que frustradas o deprimidas, optan por la decisión suprema de quitarse la vida, reveló ayer miércoles un informe reciente de la organización “La Vida es Preciosa” que trabaja en la prevención de esos casos.

A las dominicanas y ecuatorianas, les siguen las boricuas. Un informe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del gobierno federal, sostiene que el 15% de las adolescentes latinas en Nueva York intentan quitarse la vida por distintas razones.

En Brooklyn por ejemplo, el porcentaje llega a un preocupante 21% y la mayoría de las jóvenes estudian en escuelas públicas del condado. El problema, es conectado al distanciamiento entre las suicidas y sus madres inmigrantes y al tabú que persiste entre las familias tradicionales que emigran a Estados Unidos, una de las sociedades más liberales y abiertas del mundo.

La doctora  Rosa Gil del CDC, dice que la magnitud del problema es realmente preocupante y que es necesario aumentar los programas de prevención, antes de que aumente considerablemente. Sostiene, la también fundadora de “La Vida es Preciosa” que las crisis enfrentadas por las adolescentes que optan por suicidarse, es resultado entre otros factores, del choque de culturas dentro de la comunidad inmigrante.

Señala que la situación, no ocurre en los países de origen de las suicidas. “El censo 201º demuestra que la comunidad latina tiene un número muy alto de madres solteras, lo que produce falta de coherencia en las familias, además de la pobreza que enfrentan”.

“También es muy frecuente para las adolescentes latinas entrar en una relación confidencial con sus madres”, agrega la especialista, debido a que las progenitoras nacidas en otros países, en su mayoría, no dominan el inglés y no se asimilan tan rápido como sus hijos a la cultura estadounidense”, explica Gil.

Sostiene que uno de los problemas es el de que las madres, quieren criar a sus hijas de la misma manera en lo que hacen en países como República Dominicana y Ecuador, en los que las tutoras fueron formadas para ser dependientes y sumisas a maridos y la familia.

“Y por otra parte, esas adolescentes escuchan a sus pares estadounidenses que les dicen que es normal y correcto en Norteamérica, tener un novio y salir con él por las noches”, agrega la doctora. “En Estados Unidos, la norma es la de que a los 18 años ya los jóvenes deben ir a las universidades y vivir en sus propios apartamentos”.

Y explica que existe confusión sobre cómo una adolescente latina recién llegada a Estados Unidos, debe comportarse. “Muchas adolescentes (de ambos sexos) miran la imposición de costumbres no estadounidenses como una vida miserable a la que no quieren resignarse”.

La doctora Gil, una inmigrante cubana, califica de tragedia la situación y dice que con apoyo adecuado, los suicidios son fáciles de prevenir.

Publicidad Pagada

anuncie