Dictan 30 años contra hijo de estadounidense cómplice de su secuestro en La Romana

rejas+prision

La víctima vino al país en compañía de su hijo Emiliano Gagliardi, tras ser invitado por éste para pasar unas vacaciones en la República Dominicana.

LA ROMANA, RD.- El Tribunal Colegiado de aquí dictó hoy 30 años de prisión en contra de un hijo de un ciudadano estadounidense quien, junto a otros dos hombres y una mujer que también recibieron la misma condena, secuestró a su padre de su misma nacionalidad, durante un hecho ocurrido en la carretera que une a esta provincia con la ciudad de Santo Domingo.

La sentencia fue dictada contra Geovanny Pérez Robles (El Coronel), Daniel Pérez Robles, Sonia Pérez Robles y Emiliano Gagliardi, por haber secuestrado Frank Gagliardi, padre de este último, en un hecho ocurrido el 26 de octubre del año 2012 en el citado lugar.

De acuerdo al expediente instrumentado por el Ministerio Público, la víctima vino al país en compañía Emiliano Gagliardi, tras ser invitado por éste para pasar unas vacaciones en la República Dominicana.

Indica que posteriormente cuando éstos se disponían a viajar a la ciudad de Santo Domingo, fueron interceptados por los demás imputados, quienes los detuvieron haciéndose pasar por agentes de la Policía Nacional.

Expresa que una vez detenido, le hicieron creer que lo llevaban hasta un destacamento, siendo conducido hasta una casa vacía de concreto, abandonada.

Agrega que una vez en la referida residencia, los acusados le dijeron a Frank Gagliardi que se trataba de un secuestro, procediendo a despojarlo de prendas y documentos personales, así como de sus tarjetas de crédito.

De igual manera, indica que el día 28 del mes de octubre de ese mismo año, Gagliardi (el hijo) se presentó en el lugar con unos medicamentos que habrían sido prescritos para su padre, y que sus cómplices les manifestaron que su padre estaba detenido por molestar a chicas locales y que necesitaba 200 mil pesos para pagar por los cargos imputados, más 20 mil dólares para pagar los gastos de un abogado que había sido contratado para llevar el proceso legal, tras lo cual la víctima tuvo que firmar unos documentos en los cuales daba el poder a su hijo para acceder a sus cuentas de banco.

Detalla que el 14 de diciembre de ese mismo año, la víctima fue trasladado hasta un motel por parte de los captores, siendo buscado por su hijo Emiliano Gagliardi al día posterior, desde donde partieron hacia Boston, diciéndole en el camino el nombrado Emiliano Gagliardi a su padre que no comentara a los demás miembros de la familia sobre el incidente.

Señala que Frank Gagliardi una vez llegó a Boston, le solicitó a su hijo Emiliano copia de los documentos firmados, cosa a la que él se negó, por lo que la víctima se dirigió hasta el banco, donde descubrió que los cheques que él había firmado fueron pagados y depositados en la cuenta de una nieta, hija de Emiliano.

Publicidad Pagada

anuncie