Publicado en: 26/01/2012

Detienen a Jean-Claude Mas, fundador de la empresa de prótesis mamarias PIP (Video)

Jean-Claude-implantes-PIP

El francés Jean Claude Mas, presidente de la compañía de implantes PIP

MARSELLA, Francia (AFP) – La policía francesa detuvo este jueves a Jean-Claude Mas, el fundador de la empresa de prótesis mamarias PIP, en el marco de una investigación por “homicidio y lesiones involuntarias”, en pleno escándalo sanitario internacional.

“Jean-Claude Mas fue detenido en el domicilio de su compañera (…) y puesto bajo custodia”, dijo a la AFP el fiscal federal en Marsella (sur de Francia), Jacques Dallest.

Luego fue llevado al cuartel de la gendarmería nacional en Marsella, constató un fotógrafo de la AFP.

Mas fue arrestado a raíz de una investigación abierta en diciembre en Marsella sobre las implicaciones sanitarias de las prótesis mamarias de la empresa Poly Implant Prothèse (PIP), y según Dallest la permanencia del empresario bajo custodia podría prolongarse hasta 48 horas.

El empresario de 72 años fue arrestado por efectivos de la oficina central de lucha contra los daños al medio ambiente y a la salud pública.

Dallest confirmó también la detención de Claude Couty, quien ocupó varios cargos en la empresa PIP, como los de director financiero, director general y presidente del directorio.

Los peritos realizaron búsquedas en la casa donde Mas fue arrestado, dijo el fiscal, una lujosa villa donde catalogaron diversas obras de arte.

“Él (Mas) no está bien, está muy cansado y espera poder ver a su médico”, dijo el abogado del empresario, Yves Haddad. Mas no hace apariciones públicas desde el estallido del escándalo.

Philippe Courtois, abogado de la Asociación de Portadoras de Prótesis PIP (PPP), saludó el arresto de Mas. “Pero no esperamos gran cosa de su testimonio, ya que en otras ocasiones dijo cosas insultantes delante de las propias víctimas”, dijo.

La presidenta de PPP, Alexandra Banchere, y la titular de otra asociación, Murielle Ajello, tienen previsto contactar con el fiscal Dallest en los próximos días.

La empresa PIP está involucrada en un escándalo mundial, con miles de mujeres afectadas en numerosos países, por la fabricación de implantes mamarios defectuosos. El escándalo se intensificó en diciembre, al conocerse que esas prótesis contenían un aditivo para los carburantes.

Aunque la empresa se encuentra en proceso de quiebra desde 2010, el empresario admitió que la firma había producido un gel de silicona que no estaba homologado, pero descartó que presente riesgos para la salud.

“Yo sabía que ese gel no estaba homologado, y lo hicimos conscientemente porque el gel de PIP era más barato (…) y de mejor calidad”, había explicado Mas a peritos de la policía durante una investigación preliminar, aunque posteriormente negó haber formulado esa declaración.

Hasta el momento, se han registrado 2.500 querellas. Se estima que entre 400.000 y 500.000 mujeres en todo el mundo usan implantes de la marca PIP, lo cual ha internacionalizado el escándalo sanitario.

En Francia se registraron por lo menos 20 casos de cáncer entre mujeres portadoras de implantes PIP (16 de ellos eran cáncer de seno), aunque por el momento no se pudo establecer una relación de causalidad.

De todos modos, las autoridades francesas recomendaron a 30.000 mujeres portadoras de implantes de esa marca que se sometan a cirugía para extraerlos, e inclusive autorizaron que las operaciones se realicen en el sistema público de salud.

A su vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó a las mujeres que se hayan implantado prótesis de la marca PIP que consulten a sus médicos o cirujanos ante cualquier sospecha de ruptura o aparición de dolor.

Publicidad Pagada

anuncie