Publicado en: 29/12/2011

Derechos Humanos afirma que la justicia ante la violencia sexual en Mesoamérica no es efectiva

abuso-sexualWASHINGTON, (EFE).- En la región de Mesoamérica existe un “patrón de inefectividad judicial” ante actos de violencia sexual contra las mujeres que “perpetúa” la impunidad, promueve la tolerancia social del fenómeno y genera desconfianza en las víctimas, denunció hoy la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un informe sobre el acceso a la justicia de las víctimas de violencia sexual en Mesoamérica, la CIDH alerta también de que esas mujeres “enfrentan grandes obstáculos para obtener un acceso a la justicia adecuado y efectivo”.

“La CIDH ha constatado que la violencia sexual en la región mesoamericana no es un fenómeno aislado. Es un problema multidimensional que afecta a todos los países de las Américas”, subraya la Comisión.

Según el organismo autónomo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), eso responde “a un contexto social donde la violencia es tolerada” y se traduce “en una respuesta estatal deficiente”.

Todo ello genera, además, “un patrón de inefectividad judicial ante actos de violencia sexual en Mesoamérica”, que “perpetúa” la impunidad de la gran mayoría de casos, “promueve la tolerancia social del fenómeno” y “crea una desconfianza persistente en las víctimas en el sistema de la administración de la justicia”.

Es “obligación” del Estado “actuar con la debida diligencia” ante el problema y “facilitar el acceso a recursos judiciales idóneos y efectivos frente a diversas formas de violencia contra las mujeres”, indica la CIDH.

También sostiene que el carácter “multidimensional” de esa violencia “exige la organización de toda la estructura estatal para prevenir, investigar, sancionar y reparar este grave problema de derechos humanos”.

Por ello, el informe contiene una serie de recomendaciones orientadas a promover intervenciones estatales para prevenir, investigar, sancionar y reparar actos de violencia sexual “con celeridad y de forma exhaustiva”.

Para elaborar esta investigación la Comisión, encargada de velar por el respeto a los derechos humanos en América, contó con el apoyo técnico y financiero del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y de la Agencia Española para la Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID).

Publicidad Pagada

anuncie