Publicado en: 22/07/2011

Corte Suprema de Cuba revisa condena de 15 años contra contratista de EEUU

Alan Gross

Ficha de Alan Gross

LA HABANA (AFP).- La Corte Suprema de Cuba celebró este viernes la audiencia de revisión del caso del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel en marzo acusado de espía, y anunciará su decisión en los próximos días, según fuentes oficiales.

La Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo escuchó los argumentos de Gross y su abogada cubana Nuris Piñero y “dará a conocer su sentencia definitiva en los próximos días”, según una nota difundida por el portal oficialista Cubadebate (www.cubadebate.cu).

En la vista, de una hora de duración y sin acceso para la prensa internacional, “al ejercer el derecho de última palabra” Gross “expuso los criterios que consideró pertinentes y agradeció la posibilidad de explicarlos personalmente ante los jueces”, agregó.

La abogada defensora “alegó los elementos que sustentan la inconformidad del acusado con la decisión del tribunal de primera instancia”, que lo condenó el 12 de marzo por “actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”.

Tres representantes consulares de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA) acudieron a la audiencia, según constataron periodistas de la AFP.

Gross, de 62 años, fue arrestado el 3 de diciembre de 2009 acusado por Cuba de entregar equipos de internet a la oposición para crear una red informática clandestina en un plan “subversivo” de Estados Unidos con el fin de tratar de “destruir la revolución”.

Washington reconoce a Gross como empleado de la empresa Development Alternatives (DAI), subcontratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Departamento de Estado, pero afirma que entregaba celulares y equipos a grupos judíos.

La vista del recurso de casación es la última instancia judicial que le queda a Gross para que sea modificada o anulada la condena, tras lo que lo único que le quedaría sería un indulto, que Washington y los parientes piden por “razones humanitarias” pues enfrenta males de salud y una difícil situación familiar.

Publicidad Pagada

anuncie