Publicado en: 01/08/2011

Comandante militar Colombiano: “Guerrilla colombiana aún está en Venezuela”

Juan Manuel Santos y Edgar Cely

Foto de archivo del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (izquierda en la imagen), junto al comandante de las Fuerzas Armadas Edgar Cely durante la ceremonia de graduación de subtenientes en la escuela del Ejército en Bogotá, jun 1 2011.

BOGOTÁ (Reuters).- Las guerrillas izquierdistas de Colombia aún tienen presencia en Venezuela, dijo el lunes el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, en una declaración que podría alterar las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Bogotá y Caracas.

Los dos países vivieron una crisis en el 2010 después de que el ex presidente Alvaro Uribe denunció que líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se refugiaban en Venezuela, con la complacencia del Gobierno de Hugo Chávez.

El mandatario izquierdista, quien previamente había congelado el comercio con Colombia, negó las acusaciones y suspendió las relaciones diplomáticas con Bogotá.

“En términos muy concretos, muy rápidos, sí”, respondió el almirante Edgar Cely, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia durante una entrevista con el canal de televisión y la cadena radial Caracol, cuando se le preguntó si la guerrilla continuaba en el vecino país.

El oficial se abstuvo de entrar en detalles y sostuvo que es un tema que maneja directamente el presidente Juan Manuel Santos y la cancillería.

“La verdad es que lo que se mostró al final del Gobierno del señor presidente Uribe se mantiene”, precisó Cely.

Durante una visita a España en abril, Santos dijo que los campamentos de la guerrilla colombiana en Venezuela, denunciados por su antecesor, ya no estaban en esos lugares, lo que fue interpretado como que los grupos rebeldes no tenían presencia en ese país.

Pese a tener posiciones ideológicas opuestas, Santos logró restablecer las relaciones diplomáticas con Chávez tres días después de que tomó posesión y ha logrado avanzar en un proceso de normalización del lazo comercial que en el 2008 superó los 7.000 millones de dólares.

El Gobierno venezolano ha venido pagando gradualmente una deuda estimada inicialmente en 800 millones de dólares a empresarios colombianos por exportaciones a ese país.

En medio del proceso de restablecimiento de las relaciones, Chávez, acusado por la oposición y políticos colombianos de tener nexos con las FARC y el ELN, se comprometió a no permitir que la guerrilla se refugie en su país.

El mandatario venezolano, un militar retirado que dice liderar una revolución socialista a favor de los más pobres, ha dado muestras de ese compromiso al capturar y deportar a Colombia a algunos miembros de la guerrilla colombiana.

De acuerdo con fuentes de seguridad, la guerrilla utiliza la frontera con Venezuela y otros países como Ecuador, Brasil y Panamá, para eludir una ofensiva militar que los ha debilitado con la muerte de varios de sus comandantes y la deserción de miles de combatientes.

Colombia y Venezuela comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros, en la que existe presencia de guerrilleros, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y contrabandistas de combustibles y vehículos.

Publicidad Pagada

anuncie