Publicado en: 03/05/2011

Celtics y Heat juegan el segundo

“Paul Pierce es oriundo de Los Angeles, por eso sabe una cosa o dos sobre Hollywood”


Celtics y Heat MIAMI, (AP).- Y sabe que tendrá que actuar mejor si quiere que los Boston Celtics se metan rápidamente en un hoy de dos derrotas en las semifinales de la Conferencia Este frente al Miami Heat.

Un día después de ser expulsado del primer partido, que fue derrota para Boston, Pierce reconoció que sus acciones fueron “egoístas” y que necesitaba realizar un mejor trabajo manteniendo la compostura.

De todas formas, todavía cree que fue más víctima que agresor durante las dos jugadas en las que recibió las faltas técnicas que lo enviaron al vestidor con siete minutos por jugar en la victoria del Heat por 99-90.

 

El Juego 2 es el martes y Pierce no está seguro si los dos equipos arrastrarán el juego físico que mostraron en el primer partido.

 

“Esta no es una película o un guión”, dijo Pierce. “Es difícil realmente decir qué va a suceder en cada partido”. El Heat no está necesariamente de acuerdo con eso.

 

Ellos creen saber exactamente lo que sucederá en el partido del martes: un esfuerzo mucho mayor de parte de los Celtics. Boston falló 20 de sus primeros 26 tiros en el Juego 1, nunca logró que Kevin Garnett se insertara en el juego ofensivo y vio acción limitada en Rajon Rondo por los problemas de faltas. Incluso a pesar de todo ello, los Celtics tuvieron la chance de recuperarse de lo que en un momento fue una desventaja de 19 puntos.

 

“Somos equipos físicos, somos equipos con mentalidad defensiva, jugamos un básquetbol similar y son los playoffs”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “De eso se trata. No estamos inflando la parte física del asunto. No estamos tratando de ser alguien que no somos. Ellos no están tratando de ser alguien que no son& Sabemos de qué va cada uno”.

 

Pierce habló con los reporteros el lunes por primera vez después de la expulsión. No estuvo disponible el domingo por la noche, luego de chocar con James Jones con 7:59 por jugar luego de una falta dura, y luego intercambiar palabras con Dwyane Wade 59 segundos después cuando el base se topó con una de sus cortinas. En ambos casos se le dieron faltas técnicas a los dos jugadores, y la expulsión de Pierce fue automática tras la segunda.

 

“Sentí que había recibido faltas excesivas en ambas jugadas”, dijo Pierce.

 

Lo mismo sintió el entrenador de Boston, Doc Rivers, quien no se retractó tras asegurar pocos minutos después del final del Juego 1, que el Heat había sido más “sucio” que “físico”.

 

Pero el lunes, aunque no se retractó, Rivers dijo que los Celtics tenían mayores preocupaciones que los fallos que no iban para su lado.

 

“No lo manejamos muy bien”, dijo Rivers. “En general, sentí que pegaron primero durante todo el partido. Estoy hablando legalmente -estoy hablando de sus cortinas, sus cortes, sus acciones. Sólo creo que jugaron con mayor fuerza que nosotros, y eso es algo que no debería suceder. Ambos equipos deberían jugar con la misma fuerza”.

 

Lo que Wade y Jones hicieron para lastimar a Boston estuvo mucho más allá de las dos jugadas que terminaron con la noche de Pierce. Se combinaron para 63 puntos con 19 de 28 aciertos desde la cancha y 18 de 19 desde la línea de libres. Esos números hicieron lucir callado a LeBron James, quien anotó 22 puntos, tomó seis rebotes y dio cinco asistencias.

 

“Entraría a este partido como entraría a cualquier partido más allá de haber anotado 12 puntos (en el Juego 1) o 38”, dijo Wade. “Para mí, cada partido es diferente con este equipo. En ciertas noches, mi trabajo va a ser distinto. Ponen mucha atención sobre LeBron por eso tengo la oportunidad de no tener los ojos sobre mí y pude entrar en ritmo. Puede que sea distinto el próximo partido”.

 

Y las alineaciones también podrían cambiar.

 

Rivers dijo que la práctica del lunes podría mover a Shaquille O’Neal un paso más cerca del regreso tras haberse perdido los últimos tres meses con problemas en la pierna. Probablemente la decisión sobre su participación en el Juego 2 no se tome hasta el martes. También trabajo el lunes el alero de Miami, Udonis Haslem, un día después de casi entrar al plantel activo desde que se rompió un ligamento del pie el 20 de noviembre.

 

Ambos bandos verán ampliadas sus variantes si estos dos grandotes regresan, pero los Celtics saben que la vuelta de O´Neal no será un cambio suficiente si planean regresar a Boston con la serie igualada 1-1.

 

“Miami tiene dos de los mejores atletas de la liga como LeBron James y Dwayne Wade”, dijo el centro de los Celtics, Jermaine O’Neal. “Cuando tienen la cancha abierta, son muy, muy difíciles de marcar”.

 

James sabe que una ventaja de 1-0 contra Boston no es suficiente. Cuando jugaba para Cleveland el año pasado, los Cavaliers tuvieron ventajas de 1-0 y 2-1 en la serie contra Boston en las semifinales del Este. Pero Boston terminó ganando en seis juegos, una decisión que todavía le duele a James.

 

“Tenemos confianza naturalmente”, dijo James. “Pero nunca debes estar muy arriba o muy abajo en una serie de playoff. Es un partido. La serie no se gana en un solo juego”.

Publicidad Pagada

anuncie