Publicado en: 25/07/2011

Cardenal López Rodríguez respalda el discurso de Leonel y dice no le da importancia a cables de Wikileaks

Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y leonel fernandez

Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y el presidente de RD Leonel Fernández

“Respaldó los pronunciamientos del Primer Mandatario y criticó las opiniones de los economistas opositores al Gobierno”

SANTO DOMINGO, RD.- El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez afirmó este lunes, 25 de julio, que no le da ninguna importancia a las revelaciones que arrojaron lo cables de Wikileaks que han sido difundidos en el país durante la última semana.

Según el arzobispo de Santo Domingo, estas informaciones reflejan la existencia de un “pandillaje” que, en el caso dominicano, pretende “embarrar a personas de la Suprema Corte de Justicia”.

“Se supone que eso no ha sido manejado con mucha seriedad, por las embajadas de las que han salido, de Washington, esas informaciones. A mí no me extraña nada porque ese tipo de políticas es así como se maneja”, dijo.

Con relación al Hans Hertell, ex embajador de Estados Unidos en República Dominicana, dijo que, lejos de ser un diplomático, es un empresario que fue enviado como embajador al país por ser amigo del presidente norteamericana de ese momento.

Consideró también que, aunque no le consta, supone que  Marinio Vinicio Castillo tiene buenos fundamentos para acusar a Hertell de hacer negociaciones turbulentas mientras fue embajador y de ser amigo del narcotraficante boricua José David Figueroa Agosto.

El Cardenal habló en estos términos tras una misa celebrada en conmemoración del décimo aniversario de la creación del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER).

Sobre el discurso del presidente Fernández

López Rodríguez  se refirió también al discurso pronunciado en la noche de este domingo por el presidente Leonel Fernández con relación a la problemática económica internacional y local.

En este sentido, respaldó los pronunciamientos del Primer Mandatario y criticó las opiniones de los economistas opositores al Gobierno.

Cuando se le preguntó si considera que en el país se le ha dado una buena respuesta a la crisis, respondió que según la oposición política todo lo que el Gobierno ha hecho está mal, y de inmediato procedió a afirmar que los juicios absolutos son disparates.

“Decir que todo está mal hecho, es una injusticia; y decir que todo está bien, también es una cosa absurda”, dijo.

Publicidad Pagada

anuncie