Publicado en: 15/12/2011

Cámara Representantes EE.UU. vota congelar ayuda a Pakistán y nuevas sanciones contra Irán

Casa-blanca-en-washington

Casa Blanca en Washington

WASHINGTON (AFP) – Con la bendición de la Casa Blanca, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles congelar parte de la ayuda a Pakistán, y nuevas duras sanciones contra Irán.

La Cámara baja, de mayoría republicana, aprobó por 283 votos a favor y 136 en contra la ley de Autorización de Defensa, que también pone obstáculos al cierre de la prisión en su base de la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Precisamente, ese último punto despertó ira de los grupos defensores de libertades civiles que denunciaron la capacidad del gobierno de mantener de facto presos a presuntos extremistas sin cargos en contra hasta el final de la “guerra contra el terror” declarada después de los atentados del 11 de setiembre de 2011.

Se espera que el Senado, de mayoría demócrata, vote rápidamente el proyecto, que prevé el congelamiento de 700 millones de dólares de ayuda a Pakistán si Islamabad no se compromete a tomar medidas para poner fin a los atentados contra las fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Asimismo, el proyecto autoriza al presidente Barack Obama a congelar los haberes de toda institución financiera extranjera que comercie con el Banco Central de Irán en el sector petrolero.

El proyecto, un compromiso entre las versiones del Senado y la Cámara baja, estipula asimismo que los combatientes de Al Qaida que conspiren o ataquen objetivos estadounidenses sean retenidos bajo custodia militar, no civil, sujeto a una exoneración presidencial.

La ley exime a los ciudadanos estadounidenses de ese destino, pero deja en manos de la Suprema Corte de Justicia o futuros presidentes decidir si aquellos que se unieron a Al Qaida o grupos afiliados pueden ser retenidos indefinidamente sin juicio.

Obama advirtió que podría rechazar la versión original del aspecto de la custodia militar, así como aquellas provisiones que consideró que evitarían juicios civiles contra presuntos terroristas.

De todas formas, el presidente, quien había amenazado con vetar versiones previas del proyecto, promulgará la ley pese a que mantiene recelos, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado previo a la votación.

“No obstante, si en el proceso de instrumentación de esta ley vemos que impactará negativamente sobre nuestros profesionales en contraterrorismo y socava nuestro compromiso con el imperio de la ley, esperamos que los autores de estas provisiones trabajen rápida e incansablemente para corregir estos problemas”, señaló.

De todas maneras, los grupos defensores de derechos civiles no ven con buena cara esto.

“En el pasado, Obama ha alabado la importancia de estar sobre el lado derecho de la historia, pero hoy él es definitivamente sobre el lado errado”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW).

Publicidad Pagada

anuncie