Publicado en: 09/02/2012

Ashton condena de visita oficial en México pide que Al Asad ceda liderazgo en Siria

Catherine-Ashton

Catherine Ashton realiza una visita oficial al país.

MÉXICO, (EFE).- La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, condenó hoy la “extrema violencia” perpetrada contra los civiles sirios y afirmó que el presidente Bachar Al Asad debe “apartarse” del liderazgo de su país.

Ashton, que se encuentra en México de visita oficial, calificó como “una gran tristeza” la situación que se vive en Siria no sólo por las víctimas causadas por la rebelión en ese país, sino por las graves pérdidas para su economía.

“Un líder tendría que apartarse si es un problema y no parte de una solución, y el presidente Al Asad debería hacerlo”, afirmó.

Expresó también la necesidad de respaldar a la Liga Árabe en la “difícil tarea” que ha desempeñado en los últimos meses frente al conflicto sirio y dijo que la comunidad internacional debería continuar apoyándola “para seguir manteniendo la presión”.

Señaló que una de las mayores preocupaciones que tiene la Unión Europea (UE) es proveer ayuda humanitaria para el pueblo sirio y añadió que están trabajando con los países de la región para ver cómo puede asistir en ese sentido.

Ashton también se refirió a la decisión de Rusia de vetar una resolución contra el régimen sirio en el último Consejo de Seguridad de la ONU, voto que la jefa de la diplomacia europea dijo le había decepcionado, y quiso dar un mensaje a sus “colegas rusos.

“Tienen que reconocer la realidad de la situación en el campo. No podemos permitir simplemente que esto pase. El Consejo de Seguridad es el sitio donde tienen que llevarse estos temas”, afirmó en una rueda de prensa que compartió con la canciller mexicana, Patricia Espinosa.

Dicha resolución, también vetada por China, buscaba una salida a la crisis mediante el apoyo al plan de transición de la Liga Árabe y condenaba la violencia del régimen de Al Asad contra la población civil desde el estallido de la revuelta popular a favor de la democracia en marzo de 2011.

La ministra mexicana, por su parte, expresó el “enérgico rechazo” del Gobierno de su país a las “acciones violentas” en Siria, “cualquier sea su origen”, e hizo un llamamiento a las partes para que se respeten los derechos humanos.

Desde que comenzaron las protestas contra el régimen sirio, más de 5.000 personas han perdido la vida por la represión gubernamental, según datos de la ONU, aunque los opositores señalan que las víctimas mortales superan las 7.000.

Publicidad Pagada

anuncie