Publicado en: 07/02/2012

Asad anunciará pronto la fecha de un referendo constitucional, según Lavrov (Video)

sarguel-lavrov-y-bashar-al-asad

Lavrov (izq) y el presidente sirio, durante su reunión en Damasco

MOSCÚ (AFP) – El ministro de Exteriores ruso , Serguei Lavrov, dijo este martes que el presidente sirio, Bashar al Asad, anunciará pronto la fecha del referendo sobre una nueva Constitución, cuya redacción está terminada.

“El presidente Asad dijo que en los próximos días se reunirá con la comisión que redactó el proyecto de nueva Constitución. El trabajo está terminado, y ahora se anunciará el calendario del referendo sobre este documento tan importante para Siria”, dijo Lavrov, citado por las agencias rusas desde Damasco.

El 10 de enero, Bashar al Asad afirmó que a comienzos de marzo habría un referendo sobre una nueva Constitución. La comisión redactora ha previsto limitar el mandato presidencial a dos períodos de siete años, según escribió en enero el diario Al Watan, sin precisar si esa reforma se aplicaría a Bashar al Asad, que concluye un segundo mandato en 2014.

Lavrov viajó a Damasco para hablar con Bashar al Asad mientras Moscú bloquea toda resolución sobre la cuestión siria en la ONU. Lavrov denunció el lunes la reacción “indecente e histérica” de Occidente explicando que Rusia vetó la resolución porque que no mencionaba la necesidad para la oposición de distanciarse “de los extremistas armados”.

Las autoridades rusas dijeron que tienen “la intención de hacer todo lo posible por estabilizar rápidamente” a Siria y favorecer la puesta en marcha de las “reformas democráticas indispensables”, aunque la oposición se niega a negociar mientras Asad no abandone el poder.

Varios países europeos, como Francia, Italia, España, Gran Bretaña y Holanda han llamado a consultas a sus embajadores en Siria.

Por su parte, las monarquías árabes del Golfo Pérsico anunciaron este martes la expulsión de los embajadores sirios que se encuentran en sus países y la retirada de los suyos en Damasco.

En un comunicado, el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) pide a los embajadores de Siria que “abandonen inmediatamente” los seis países que constituyen este grupo regional, encabezado por Arabia Saudí. También anuncia la retirada de los embajadores de estos países en Damasco.

El CCG “sigue con extrema inquietud y cólera la intensificación de las masacres y de la violencia en Siria, de la que no se salva ni un niño, mujer o anciano”, afirma el comunicado, que fustiga “una masacre colectiva contra un pueblo inerme”.

El texto precisa que las relaciones diplomáticas “se han vuelto inútiles después de que el régimen sirio rechazara todas las tentativas y todos los esfuerzos árabes sinceros destinados a solucionar la crisis y detener el derramamiento de sangre” en Siria.

Las seis monarquías del Golfo (Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Qatar y Kuwait) celebran el sábado en Riad una reunión sobre Siria tras el fracaso de la ONU en adoptar una resolución de condena al régimen de Bashar Al Asad.

Este martes por la mañana se oían tiroteos en la ciudad de Homs, bastión de la revuelta contra el régimen de Asad, un día después de que unos 100 civiles murieron en Siria, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

En el barrio Baba Amro de Homs se escuchaban ráfagas esporádicas de kalashnikovs y de ametralladoras pesadas, así como tiros de obuses, según imágenes fijas y el sonido difundidos en directo por una cámara instalada en un techo por opositores.

Según el OSDH, cuya sede se encuentra en Gran Bretaña, el número de civiles muertos el lunes llegó a 98, de los cuales 69 en bombardeos en barrios de la ciudad de Homs y en las localidades de Rastan, Qusseir y Hula.

Otros 13 civiles murieron en las localidades de la provincia de Idleb (noroeste), 15 en la provincia de Damasco y uno en la provincia de Alepo (norte), según la misma fuente.

“Los bombardeos no pararon durante toda la noche. Cada cinco minutos se escuchaban unas cuatro explosiones”, declaró a la AFP Abu Rami, un habitante de esta ciudad interrogado por teléfono desde Beirut el martes por la mañana. “Esta mañana, los disparos se concentran en los barrios de Baba Amro, Inshaat y Jubar”, agregó.

“La situación humanitaria es terrible y nadie se atreve a desplazarse, hay francotiradores en todas partes”, explicó. Por su parte, el Ministerio del Interior sirio se comprometió el martes a continuar sus “operaciones” contra los “grupos terroristas” en la ciudad de Homs, un bastión de la rebelión contra el régimen, hasta que se restablezcan “la seguridad y el orden”.

“El ministerio del Interior asegura que las operaciones de persecución de los grupos terroristas continuarán hasta que la seguridad y el orden hayan sido restablecidos en todos los barrios de la ciudad de Homs y su provincia”, según un comunicado difundido por la agencia oficial SANA. Las operaciones continuarán hasta que “las personas armadas que aterrorizan a los ciudadanos y ponen en peligro su vida sean vencidas”, agregó la agencia SANA.

Según el ministerio del Interior, “durante las últimas semanas grupos terroristas armados cometieron asesinatos atroces que costaron la vida a cientos de inocentes”. Esta fuente indicó que el lunes por la mañana se registraron enfrentamientos entre las fuerzas del orden y “grupos terroristas” en barrios de Homs que causaron la muerte de seis miembros de las fuerzas de seguridad y 11 heridos.

Publicidad Pagada

anuncie