Publicado en: 30/07/2012

Apresan un hombre vestido de militar, se hacía pasar por mayor del ejercito

Aquilino-Peralta-Luperon

El falso militar, Aquilino Peralta Luperón

LA VEGA, RD.- Efectivos del Ejército Nacional, apresaron a un hombre que vestido con ropa militar tipo chamaco, se hacia pasar como mayor de esa institución, al que le ocuparon una pistola con la numeración ilegible, tres carnés falsos de oficial superior y una yipeta, reportada robada, en la Policía, el día 19 de marzo de este año.

La detención  del usurpador de funciones se produjo en la avenida Don Pedro A. Rivera en esta ciudad.

El falso militar es Aquilino Peralta Luperón de 39 años, residente en la calle Hermanas Mirabal, número 26, de San José del Puerto, Villa Altagracia.

El mismo al momento de la detención por parte de oficiales del Ejército, andaba en compañía de la señora Lucila Guzman de 41 años, a la que identificó como su esposa, y está detenida, para fines de investigación con relación al caso.

Al ser cuestionado por periodistas, Peralta Luperon, en la comandancia local de la Policía, donde fue conducido por los efectivos militares, admitió haber cometido la usurpación, pero que lo hizo desde hace dos semanas, ¨porque uniformado se granjeaba el respeto de la gente¨, y que además, le servía como recurso ¨para recibir los encantos sexuales de mujeres¨, a las que conquistaba.¨

Se informó, que al ¨militar¨, se le ocupó la yipeta marca Honda CR-V, color blanco, modelo 2003, placa número G-238899, la que al ser depurada en los archivos del Plan Piloto, en Santo Domingo, figura robada a la manera de descuido a la señora Yoraldy Cristian Mercedes Medina en marzo de este año.

El detenido dijo, que la ropa militar en insignia de mayor del Ejército las compró por 3 mil pesos, en una armería en la capital, y que la pistola, se la facilitó un coronel, al que no identificó.

Relató, haber sido sargento del Ejército Nacional y que fue cancelado en el año 2001, por desobediencia a sus superiores. Al momento de ser llevado uniformado a la comandancia de Policía, los agentes de  menor rango hasta el saludo de rigor le hicieron, al notar la presencia de un oficial superior en el recinto. Al falso militar la fiscalía le instrumenta el expediente acusatorio, para que la justicia le conozca medida de coercion.

Se supo, que el individuo fue descubierto por los militares, porque la gorra que portaba, junto a la insignia de mayor u oficial superior, carecía de los ramos que lo debía caracterizar como tal, situación que despertó sospecha entre los oficiales, y se le pidió que se identificara, dando como resultado que los documentos eran falsos, el cual no supo explicar al departamento y recinto militar, para el que prestaría servicio.

Publicidad Pagada

anuncie