Publicado en: 20/12/2011

Agencia antidrogas RD desmantela banda “tumbaba” con coca falsa a incipientes narcos Higüey

Pedro-Luis-Trinidad-Laureano-Juan-Francisco-Liriano-de-la Cruz-Juan-Argenis-de-la-Cruz

Pedro Luis Trinidad Laureano, Juan Francisco Liriano de la Cruz, y Juan Argenis de la Cruz.

DOMINGO, República Dominicana.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) anunció este martes que desmanteló una banda de ‘tumbadores de paquetes de narcóticos’, al apresar a tres de sus integrantes y ocuparle tres kilos falsos del citado estupefaciente que emplearían para estafar a sujetos incipientes en el negocio ilícito.

La organización criminal la integraban Pedro Luis Trinidad Laureano, de 28 años; Juan Francisco Liriano de la Cruz, de 38, y Juan Argenis de la Cruz, de 23, todos apresados cuando tratando ‘tumbar’ con tres paquetes de fertilizante color blanco  a agentes encubiertos de la DNCD que se hicieron pasar por compradores.

La información sobre el arresto fue ofrecida por el portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, quien destacó que otros miembros de la pandilla están prófugos, pero “son perseguidos de manera activa para arrestarlos y entregarlos al  Ministerio Público en Higüey para que los someta a la justicia”.

La captura de esos hombres fue responsabilidad de miembros de la  Inspectoría Regional Este, con asiento en esa ciudad, quienes recibieron las informaciones respecto de las maniobras del grupo y de inmediato iniciaron las investigaciones para detenerlo, previo haberlo notificado a sus superiores y al Ministerio Público.

“Se determinó que estos imputados daban tumbes con harina blanca, previamente manipulada para que pareciera cocaína, con azúcar de leche, con fertilizante blanco molido y hasta con polvo de talco, destacando con este que se trataba del mencionado narcótico con olores agregados para evitar su detección”, dijo.

Así las cosas, se inició una investigación encabezada por el inspector antidrogas en Higüey, teniente coronel Manuel Isaac José Polanco, que comprendió servicios de inteligencia en torno al movimiento de los sospechosos.  El código Penal dice que la tentativa de un crimen es considerado como el mismo crimen en los tribunales.

Lebrón indicó que una vez fueron reunidas las evidencias de que el grupo se dedicaba a estafar con cocaína falsa envió un ‘encubierto’ a comprar droga, en un lugar previamente convenido con uno de los ahora imputados, en la calle Víctor de Castro, del residencial Luisa Perla, zona de influencia de los detenidos.

Al lugar se presentó un vendedor que resultó ser Trinidad Laureano, quien ante la creencia de que estaba un cliente mas, procedió a mostrarle una porción grande de cocaína, consistente en 54.2 gramos, tratando de convencer al agente de que se trataba de droga de alta pureza.

Entonces el narcotraficante llamó a Liriano de la Cruz, uno de sus compañeros de fechorías, a quien le pidió se presentara al lugar con los tres kilogramos de supuesta cocaína. En cuanto a Argenis de la Cruz su labor era de intermediario entre compradores y vendedores.

Una de la estrategia de los ‘tumbadores’ era citar a sus compradores a lugares de mucho tránsito a los fines de que abandonaran rápido el lugar sin poder examinar bien la sustancia que adquirían como cocaína, elemento que también fue determinado por los agentes actuantes en el caso.

Publicidad Pagada

anuncie